Por qué tener gratitud realmente te hace una mejor persona

Gratitud ante la vida

Por qué tener gratitud realmente te hace una mejor persona

¿Alguna vez has escuchado el término “actitud de gratitud”? ¿Nuestro nivel de agradecimiento realmente marca una diferencia en nuestra forma de actuar?

Algunos estudios sugieren que la gratitud puede influenciar tu cerebro. Hacer un seguimiento de las cosas por las que estás agradecido genera más atención, entusiasmo, determinación y energía.

Por el contrario, la negatividad puede drenar tus emociones y energía. Puedes practicar la gratitud para ayudar a contrarrestar los efectos de los pensamientos y sentimientos negativos.

Centrarse en la gratitud puede sacarte de una espiral descendente de pensamientos y sentimientos negativos y devolverte una perspectiva positiva de la vida.

Para comenzar, me gustaría compartir contigo cinco (5) consejos de gratitud para que tu cerebro vaya por buen camino.

1. Aprecia todo lo que hay en tu vida

¡No seas quisquilloso! No necesitas experimentar un evento importante en tu vida (como una promoción de trabajo o un bebé) para practicar la gratitud. Crear el hábito de ser agradecido tiene que comenzar con las cosas pequeñas de la vida.

Puedes agradecer los cielos azules que tus ojos pueden ver, un día en la playa que tu cuerpo puede sentir, una buena ensalada que tu gusto te hace probar o poder jugar con tu perrito. No importa su tamaño.

Lo que importa es reconocer que nada es demasiado insignificante para estar agradecido.

2. Se útil en gratitud

No supongas que naturalmente comenzarás a sentirte agradecido. Cuando comiences por primera vez, deberás estar agradecido a propósito. Haz una lista de diez (10) cosas por las que puedes estar agradecido todos los días. Esto te ayudará a reconectar tu cerebro y conducirlo a la felicidad.

3. Regístralo en un diario

Mantén un diario de gratitud. Puedes mantener una lista continua de las cosas por las que estás agradecido. Incluso puedes comenzar una lista de útiles consejos de gratitud que encuentres alentadores.

Escribir hace imposible no enfocarte en tus pensamientos. Anotar las cosas positivas en la vida no solo te ayudará a enfocarte mejor en ellas, sino también a tenerlas a mano para mirar hacia atrás más tarde. La frecuencia con la que escribas en tu diario dependerá de ti.

Algunas personas escriben diariamente en ellas, otras semanalmente o cuando están de humor. Cualquiera que sea el sistema que funcione para ti, mantenlo.

4. Toma lo malo con lo bueno

Practicar la gratitud no se trata solo de estar agradecido por las cosas positivas en la vida. Las experiencias negativas suceden y pueden crear una espiral descendente de pensamiento negativo. Pero ellos no tienen que hacerlo.

Necesitamos aprender a estar agradecidos por las malas experiencias en la vida así como también en las buenas.

Las experiencias negativas merecen agradecimiento porque usualmente nos enseñan algo. Además, puedes usar las experiencias negativas para sacar a la luz lo positivo. Esto te dará una mayor comprensión de todo por lo que tienes que estar agradecido.

5. Pásalo

Una de las mejores estrategias para multiplicar el agradecimiento es expresarlo a los demás. A veces, simplemente sentirnos agradecido y guardarlo para nosotros no es suficiente.

En un experimento de Soul Pancake, se descubrió que las personas que expresaban su agradecimiento por teléfono en lugar de carta experimentan un impulso mucho mayor en su agradecimiento. Cuando le agradeces a otra persona, haces que su día sea mejor. También tienes el beneficio adicional de obtener más dinero por tu propio agradecimiento.

Cuando tienes una mentalidad de agradecimiento, tienes el poder de cambiar tu actitud. Estar agradecido transforma la forma en que ves el mundo. Puede mejorar tu forma de pensar. Tu perspectiva cambia para que notes los aspectos positivos de la vida, sin importar cuán pequeños sean.

Cuando enfocas tu mente en el agradecimiento, estás entrenando los patrones en tu cerebro para buscar lo positivo . Esto ayudará a romper el círculo de pensamientos negativos en los que tu cerebro se puede estancar cuando se enfoca solo en las cosas malas que suceden.

Cuando practicas agradecimiento, beneficiarás muchas áreas diferentes en tu vida. Algunos estudios han demostrado que el agradecimiento puede mejorar tus relaciones con los demás y tu felicidad en general. También puedes brindarte patrones de sueños más beneficiosos, una mejor autoestima y una mejor salud en general.

Para cosechar los beneficios de la gratitud, todo lo que necesitas hacer es comenzar con los consejos provistos. Esta es una práctica que mejora la vida que no te costará ni un centavo. Todo lo que te costará es unos minutos al día.

La consistencia es la clave. Continúa y pronto podrás ver cómo el pensamiento positivo creado por el agradecimiento cambiará tu perspectiva y actitud. TODO ES CUESTIÓN DE ACTITUD

alegrías y la actitud ante la vida

TQM

Nana